Elección tarjeta gráfica

La elección de la tarjeta gráfica en los ordenadores portátiles a veces se hace bien difícil por la falta de información específica.

Es un componente importante a consultar a la hora de comprar un ordenador portátil,  el tipo de tarjeta gráfica que llevará; junto con la elección del microprocesador y de la memoria es de las decisiones más importantes que tendremos que tomar a la hora de decidir comprar un ordenador portátil u otro.  Además, debemos tener cuenta que esta decisión será definitiva pues al ir integrada totalmente el la placa base nunca podremos ampliar dicha tarjeta ni cambiar por otra mejor hasta el final del ciclo de uso de dicho ordenador portátil.

Aprovechamos también para recordarle, que desde nuestro servicio técnico avanzado, estamos en disposición de reparar cualquier tipo de tarjeta gráfica o avería de su ordenador portátil.

Para realizar trabajos en 3D, edición de video digital, uso de programas de retoque de imagen y también para disfrutar de partidas de los juegos de última generación, vamos a necesitar una tarjeta gráfica potente, y esto supone un coste añadido al portátil.  Pero no sólo debemos invertir en tarjeta gráfica, sino que debemos balancear dicha elección con un buen microprocesador de última generación y bastante memoria RAM. Así disfrutaremos de una configuración equilibrada para sacar las mayores prestaciones a nuestro ordenador portátil.

La mayoría de los ordenadores portátiles llevan la tarjeta gráfica ensamblada en la propia placa base de manera que comparte memoria con la placa base lo que hace que el rendimiento general del portátil sea menor cuando utlicemos aplicaciones como las anteriormente mencionadas.Podremos de igual manera editar video pero seguro que nos da porblemas. Con este tipo de oportátiles seguro que será imposible realizar trabajos de 3D ya que este tipo de aplicaciones demandan una tarjeta gráfica potente.

Si decidimos comprar una tarjeta gráfica no integrada en placa, que ya llevan memoria propia para funcionar y no dependen de la memoria de la placa, ganaremos en funcionalidades y podremos utilizar programas avanzados que funcionaran perfectamente en nuestro ordenador. Esta decisión hará que nuestro portátil se encarezca de 200 a 300€ aproximadamente.  Para equipos que requieran simplemente la ejecución de tareas ofimáticas, nos sobrará con tarjetas gráficas integradas en placa base que usan recursos y memoria de la placa base, que aún dando mucho menos rendimiento, será suficiente para usar este tipo de aplicaciones sin mayores consecuencias y, con el consiguiente ahorro económico.